Parece mentira que en pleno siglo XXI pasen cosas como estas.

Una marca de lencería, Lane Bryant, especializada en tallas grandes graba un anuncio tan sexy como puede ser uno de Victoria Secret’s o Playtex para emitirlo, en horario ‘prime time’, en dos cadenas estadounidenses (ABC y Fox) y sus respectivos programas de éxito “American Idol” y “Dancing with the stars”.

Hasta aquí la noticia es normal si no fuera porque estas dos emisoras de televisión decidieron no emitir el spot por “ser demasiado provocativo para el gran público”.

Os dejo el vídeo y me contáis que pensáis de él y de la actitud de la ABC y la Fox.