Lo que os traigo hoy es el vídeo oficial de la versión grabada de “This too shall pass”, un tema del álbum “Of the Blue Colour of the Sky” del grupo de música Indie de Chicago y Washington D.C.

El vídeo fue filmado en un almacén de dos plantas, en el barrio de Echo Park de Los Ángeles, California. Fue dirigido por James Frost, OK Go y los Laboratorios Syyn y producido por Shirley Moyers.

La “máquina” fue diseñada y construida por los propios integrantes de la banda junto con los miembros de los Laboratorios Syyn en el transcurso de varios meses.

Posíblemente el mejor vídeoclip musical de la historia.

Vía @Plastidecor