Hoy por fin he recibido esa llamada por parte de Vodafone que tanto esperaba.

Os pongo al día de lo ocurrido dada mi prolongada ausencia del blog…:

Allá por abril, cuando corría la Feria de Sevilla, y después de tan sólo 10 días de uso, devolví un modem USB de Vodafone que había contratado con un periodo de pruebas de 15 días sin compromiso por mi parte por lo que no me suponía ningún gasto económico.

Dado que estábamos en fiestas por estas lides la dependienta de la tienda me dijo que dejara el modem en sus manos, que ella haría efectiva la baja del servicio y que me pasara en unos días para recoger el documento que daba validez a dicha baja.

A mi se me olvidó, reconozco mi error, pero se ve que a la chica también y para la compañía yo seguí como titular de la tarjeta.

Me estuvieron cobrando la factura durante varios meses hasta que me di cuenta por los extractos bancarios así que di la orden al banco de devolver todos los recibos que fueran posible.

Ipso facto me presenté en la tienda donde contraté y pedí explicaciones. Se limitaron a decir que pusiera una reclamación interna. Eso hice así que me tocaba esperar una respuesta.

Pasaron las semanas y nada así que volví a la tienda y puse otra reclamación. Esta vez el dependiente indicó en las observaciones que reconocían el error por su parte así que Vodafone debía de actuar.

Pero tampoco fue así. La cosa llegó a peor cuando me comunican vía correo ordinario y a nombre de una empresa gestora de cobros que Vodafone me reclaman “un importe de 119,52€ por impagos y que harían efectiva la baja inmediata del servicio”… ¿perdón?. Lo que vino inmediatamente después prefiero omitirlo para no herir sensibilidades pero podéis imaginaros por donde van los tiros…

A los pocos días recibo una llamada de esa empresa de gestión de cobros preguntándome que cuando voy a hacer efectivo el cobro”… ¿perdón? (sí, otra vez). Esto ya se salía de madre así que ese mismo día, por la tarde, me persono en la tienda donde pongo una hoja de reclamaciones oficial con opción a arbitraje y la envío por fax desde allí mismo a la gestora para que vean que llevaba reclamando dicha incidencia desde mediados de Septiembre… y esto fue hace tres semanas.

Hoy me han llamado desde Vodafone para comunicarme que anulaban la deuda, que daban de baja al servicio y a la tarjeta definitivamente y me pedían disculpas formales y tal, y tal…

Eso sí, el primer mes que me cobraron sigue cobrado. No me han devuelto los 45,00€ que me descontaron pero eso toca reclamarlos mañana.

En fin, que no le debo nada a nadie… al menos a Vodafone.

Tengo que decir que Reyes, la dependienta de la tienda que me atendió el día que puse la reclamación, puso a mi disposición todos los medios que estaban a su alcance así que desde aquí le doy las gracias por todo. Da gusto tratar con personas así.