Hacía meses que no publicaba un chiste pero es que éste en concreto, a pesar de atacar la supuesta falta de neuronas de nosotros, los hombres, no deja de ser buenísimo…
Envían una neurona al cerebro de un hombre. Llega, entra y ve que no hay nadie:

-‘¿Hay alguien ahí?’, pregunta bajito.
-‘¿Hay alguien ahiiiiiiiiiiiiiii?…’
-‘¿Holaaaa?’
-‘¿¿HOLAAAAAAAAAA??’, insiste.
-‘¿¿¿NO HAY NADIEEEEEEEE???’, ya a gritos…
-‘¡¡¡Snifff!!!’

La pobre neurona se encontraba allí sóla. Empezó a ponerse muy triste porque pensaba ‘yo aquí sola para el resto de mi vida, sniff!!’
De repente, se oyó un ruido de alguien que se acercaba. ¡Era otra neurona! Y dice a la llorona:

-‘¿Qué haces? ¿Por qué lloras?’
-‘¿Porque pensaba, sniff, que no había nadie y me iba a quedar aquí sola para siempre sin compañeras, sniff.’
-‘¡Pero, boba -le contestó la otra- si somos un montón pero estamos todas en la polla! ¡Yo sólo subí a buscar hielo!.’

¡Juas! XD