A mis amigos “reales”.
A mis amigos “virtuales”.
A mis compañeros de trabajo.
A mis compañeros de juergas.
A mis camaradas blogueros.
A los que me aguantan sin vacilar.
A los que soporto sin quejarme.
A los que viven cerca de mi y dan por culo.
A los que les dan por culo por vivir lejos.
A los que me dan parte de su tiempo para mis minucias.
A los que hacen que pierda mi preciado tiempo en gilipolleces… que son algunas durante el día.
A los que les hago de comer.
A los que me la comen.
A los que quise, quiero y querré.
A los que no me quieren. (A estos que les den por el ojete en el 2009 😛 )
A los que me deben dinero.
A los que les debo… y que seguiré debiendo (¡que estamos en crisis chiquillo!)
A los que me regalan cosas.
A los que nunca he regalado nada.
A los que se acuerdan de mi cumpleaños (y me regalan por que sino vaya mierda de cumpleaños).
A los que están aunque no los vea.
A los que veo pero como si no estuvieran.
A los que me hacen una llamada perdida.
A los que me hacen perder una llamada.
A los que me invitan a una copa… y a dos.
A los que me salen más caros que si los invitara a copas durante toda la noche.

A todos…

(Si me he dejado a alguien ruego por favor que me dejen un comentario y que pasen a darse por aludidos desde ya porque paso de actualizar la lista para incluir a nadie más, ¡cojones!).
Anuncios