Ayer, aprovechando que estoy de vacaciones y el aburrimiento me embarga, me apunté a un gimnasio que hay justo enfrente de mi nuevo piso y la verdad es que estoy muy contento.

En tan solo dos sesiones (ayer tarde y hoy por la mañana) he perdido 1’640 kgs. No está nada mal, la verdad.

Empecé con diez minutos de bicicleta para calentar. Luego pasé a las máquinas, haciendo tres series de 10/12 repeticiones a 15 kgs en cada ejercicio. Para terminar pasé otros diez minutos de bicicleta y quince más de elíptica.

Eso fue ayer. Hoy, viendo que el gimnasio cierra los fines de semana durante el mes de agosto, me fui a otro gimnasio que tienen en la Isla de la Cartuja.

Aquello es otro mundo. Con el carnet de socio y pagando 4’00€ tienes derecho a utilizar casi todos los servicios: sala de maquinas, sauna, jacuzzi, duchas terapéuticas, piscina olímpica climatizada, etc. Vistos los servicios que podía utilizar aproveché ésta mañana y me levanté temprano y a eso de las nueve y media ya estaba sentado haciendo un poco de pesas.

He estado allí casi tres horas, haciendo el mismo programa de ejercicios que ayer, con el añadido de la piscina y la ducha terapéutica.

Veremos a ver mañana las agujetas…