Tres mujeres, una con un amante clandestino, la segunda con novio, y la tercera casada, deciden poner a prueba una técnica de seducción. Deciden que las tres, esa misma noche, usarán bodies de cuero negro, tacones aguja de 20 centímetros, y una máscara negra para recibir a sus hombres.

Al día siguiente, se reúnen a comparar experiencias:

La del amante cuenta:

– Apenas abrió la puerta, y me vio de body, tacones y enmascarada, gritó como un salvaje, y me poseyó cuatro veces ahí mismo, en el suelo…

La que va de novia, a su vez, cuenta:

– Yo me puse el body, los tacones y me pinté, pero me dio alguito de vergüenza,
y me puse una bata encima.

Cuando llegó al apartamento, y abrí la bata, se puso como un loco y me llenó de
besos, y fuimos a la cama, donde hicimos el amor dos veces seguidas…

La casada, gruñe y cuenta:

– Bueno, yo también me puse el body de cuero negro, los tacones y me pinté los ojos
de negro.

Llegó el gordo de mi marido, se tiró sobre el sofá, cogió el mando a distancia y gritó:

‘- Ehhh, Batman, ¿qué hay para cenar?’

Recibido vía email de Without-Unplugged (¡Gracias paisana! XD )

Anuncios