Hace unos días que C me recomendó que oyera a un chico francés que en 2004 había sido el ganador del programa concurso Star Academy, emitido por el canal de televisión galo TF1: Grégory Lemarchal.

Comencé, como siempre que alguien me recomienda cualquier tipo de música, a investigar un poco sobre él. Me sorprendió la increíble calidad de su voz (la tesitura de Grégory era muy elevada, de cuatro octavas), con evidentes influencias musicales de los cantantes francófonos Céline Dion, Serge Lama y Charles Aznavour.

Pero la mayor sorpresa, desagradable por supuesto, me la llevé cuando leí que había muerto el 30 de abril del pasado 2007, a la edad de 23 años, debido a una complicación de su fibrosis quística que padecía desde los veinte meses de edad, momento en el que le fue diagnosticada la grave enfermedad, a raíz de unos problemas respiratorios que preocuparon a sus progenitores. Se me hizo un nudo en la garganta.

Después de buscar varios vídeos por la red y de oírlos repetidas veces no queda más que confirmar algo que los que le conocían de antes no dudaron en ningún momento: se ha ido una leyenda de la canción.

Su calidad era indudable.

Ganador del programa Star Academy con un 80% de los votos en una final que fue seguida por 8’9 millones de personas, lo que supuso un 39’4% de share, todo un record en programas de este tipo en el país vecino.

Su primer álbum, “Je deviens moi”, salió a la venta en 2005, que incluía el sencillo “Écris l’histoire”, el cual llegó a ser disco de platino.


“Écris l’histoire”, de su primer álbum “Je deviens moi”

En enero de 2006, recibe como recompensa a su trabajo el premio a la Révélation francophone de l’année (Revelación francófona del año) en los NRJ Music Awards.

Pero hacia febrero de 2007 Grégory anunció una pausa en su carrera musical por problemas de salud, aunque a pesar de ello se dedicó a preparar su segundo álbum.

Tiempo después su estado de salud empeoró y fue hospitalizado urgentemente en abril de 2007 en un hospital de Suresnes a la espera de un transplante de pulmón, pero desgraciadamente no llegaría nunca.

“La voix d’un ange”, que apareció como álbum póstumo y que incluían los temas que preparó y grabó tras su recaída, recibió en 2008 un Platinum Award por parte de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica.

El 7 de junio de 2007 se fundó la Association Grégory Lemarchal para luchar contra la fibrosis quística.

Gracias C, como siempre, por recomendarme algo así. Y gracias también a su hermano J que fue quien se lo recomendó a ella 😉