Mi tío solía decir que queremos a las personas por sus cualidades pero que las amamos por sus defectos.

Rupert Evans en la película Hellboy.