Acabo de recibir vía feed esta vergonzosa noticia sobre esa panda de LADRONES llamada Sociedad General de Artistas y Editores (SGAE), que ha interpuesto una demanda contra la revista literaria “Quimera”, editada en Mataró (Barcelona), por supuestos daños contra el honor.
Según han informado fuentes de la publicación, la denuncia se basa en una lectura literal del artículo de opinión titulado “La horda de gestoras” y solicita a la revista 9.000 euros por “daños contra el honor”.

El escrito está firmado por Trebor Escargot y en él se habla, de manera irónica, sobre la piratería editorial y sobre las asociaciones que, supuestamente, velan por los derechos de los autores.

El texto afirma que los nuevos piratas quieren “acabar con el arte, convertirlo en mercancía y traficar con él”, y que el vínculo que une al pirata con el mundo del arte es que se dedica a “chulearlo y chuparle la sangre en nombre de la gestión y la propiedad intelectual”. Estos “corsarios”, continúa, “han abandonado el ron, en favor del CD-Rom, y la bandera de la calavera por otras más discretas y actuales con las siglas de su banda: SGAE, VEGAP, etc.”.

El jefe de redacción de la revista, Jaume Rodríguez, afirma que la SGAE ha interpuesto la denuncia “sin ponerse en contacto con nosotros previamente para pedir una rectificación”.

Rodríguez también añade que “se ha realizado una interpretación literal y pobre del artículo”, y destaca que “acciones como ésta son peligrosas porque suponen un atentado a la libertad de expresión”.

Fuentes de la SGAE aseguraron a la agencia Europa Press que “discrepan de la valoración de la publicación como lo demuestra de manera inequívoca la presentación de la demanda y somete al juzgado la resolución del conflicto”.