Definitivamente me gustan. Al igual que me encanta leer esas citas de personajes de la historia que recibo al correo. Si nos fijamos siempre van entrecomilladas. ¿La razón? Es bien sencilla. Para indicar al lector de que se procedencia es ajena a nuestra persona.

Pues Eric Jansen ha diseñado estos sujeta-libros con forma de comillas para entrecomillar los entrecomillados. Cuestan 66’00€ el par y el peso de cada una es de casi 1 kg., así que soportarán sin problema esos libros tan pesados que incluso no te atreviste ni a leer.